"10 Años de periodismo"

19:20 h | 06/12/2017

Masacre de Panambí: la defensa pidió la absolución de los tres acusados

Se trata de Marcial Alegre, Pablo Julio Paz y Juan Ramón Godoy. El 18 de diciembre los camaristas Francisco Aguirre, Lilia Avendaño y Jorge Erasmo Villalba darán a conocer el fallo.

OBERA.- El Tribunal Penal de Oberá puso como fecha el lunes 18 de diciembre para dar su sentencia sobre la llamada Masacre de Panambí. Este jueves escuchó los alegatos de los abogados defensores de Marcial Alegre, Pablo Julio Paz y Juan Ramón Godoy. Hubo pedido de absolución para todos.

Según publica Misiones On Line, el primero en dar sus conclusiones fue Ramón Grinhauz, en representación de Alegre. Sostuvo que si ya no había elementos para que su cliente esté imputado en el expediente por el bestial asalto ocurrido el 25 de mayo de 2014, menos aún para una condena a prisión perpetua, como pretenden la Fiscalía y la querella.

Rechazó que el chapista haya participado de la planificación y la ejecución del asalto. Y cuestionó, nuevamente, el llamado anónimo que puso a Alegre en la mira de los investigadores policiales. Remarcó la ausencia de testigos directos que ubiquen a su patrocinado en la escena del hecho: la casa del kilómetro 7 de la ruta provincial 5 donde asaltaron, torturaron y prendieron fuego vivos al maderero Oscar Carlos Knack, a su esposa Graciela Mojsiuk y a dos hijos del matrimonio, Bianca (12) y Cristian (25).

Después fue el turno del abogado de Paz, Eduardo Paredes, quien pizarra en mano atacó las pericias que llevó adelante Criminalística de la Unidad Regional Dos de la Policía. Dijo que no se clasificaron los pelos levantados en el pasamontañas y deslizó la posibilidad de que el ADN del ex prefecturiano haya llegado a esa improvisada capucha “por transferencia”.

De la misma manera, puso en tela de juicio el método utilizado para levantar una huella digital, también adjudicada a Paz, hallada en una caja de zapatos que estaba en la casa de los Knack. Afirmó que los peritos no fotografiaron ni midieron esa huella. El letrado había solicitado ante el debate que expertos de la Gendarmería Nacional analizaran ese levantamiento de huella hecho por la Policía, algo que el Tribunal rechazó.

Por último fue el turno de María Cristina Salguero, defensora de Alegre. Además de desligar a su asistido de la masacre, cuestionó que los detectives no hayan seguido las otras líneas de investigación.

Godoy denunció ante los camaristas, en el juicio, que había sido torturado por el oficial Enrique Oscar Arenhardt, de la Brigada de Investigaciones de Oberá. En los alegatos se ratificó la acusación contra el policía.

Los tres alegatos terminaron con el mismo pedido: la absolución para los sospechosos. Cuando llegó el momento de decir sus últimas palabras antes del veredicto, Alegre prefirió no hablar; Paz y Alegre se declararon inocentes.

COMENTARIOS