informacion_general 282 Visitas

Instan a mirar a los niños como sujetos de derechos y a escuharlos más

Publicado 20/11/2020 | 16:25

Desde la Defensoría del Niño, Niña y Adolescentes de Misiones además pidieron escuchar a los menores y avanzar en un cambio cultural.

Este 20 de noviembre se conmemora el Día Universal del Niño. Se trata de una fecha para celebrar los avances conseguidos, pero sobre todo es una jornada para llamar la atención sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar a las personas de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo.

Este viernes, la Defensoría del niño, niña y adolescente de Misiones junto a la Vicegobernación de la provincia y entidades públicas, instaló una carpa en el centro posadeño para concientizar sobre la temática. Al respecto el titular del área, Miguel Molina, insistió en la necesidad de producir un cambio cultural y comenzar al observar al niño como sujeto de derecho. Además instó a la comunidad en general pero, sobre todo, a las instituciones gubernamentales a garantizar el cumplimiento de estos derechos y a escuchar a los menores.

En el marco de la jornada de reflexión, el funcionario aprovechó para desmitificar algunas frases cotidianas donde se normaliza la violencia contra los menores y contra el prójimo en general. “A mí cuando era chico me pegaban y yo salí bien”, “Si no le pegas, no aprende”, son frases falsas porque la violencia genera violencia, no genera aprendizaje, como mucho generara aceptación y miedo al adulto, explicó el funcionario.

“Son expresiones instaladas en la comunidad como “porque te quiero te aporreo” o “esto me duele más a mí, que a vos”, cuando no esto está más reñido a la violencia que al amor y los chicos necesitan amor, comprensión y ser escuchados”, sentenció Molina.

Desde la Defensoría recordaron que realizan intervenciones de oficio. Trabajan tanto en el ámbito judicial como administrativo y tiene la facultad de recepcionar las inquietudes de los niños. Actualmente tienen una fuerte presencia en los hogares convivenciales promoviendo y garantizando la asistencia del Estado para garantizar el cumplimiento de los derechos de los menores.