informacion_general 152 Visitas

Docentes en lucha: “todavía no conseguimos que el Gobierno ratifique nuestros derechos”

Publicado 15/09/2020 | 17:20

Sostuvo Miriam Quiroz, docente de la localidad de Jardín América, que participó este martes de uno de los puntos de protesta de los maestros autoconvocados.

“El sistema educativo no cuenta como sacrifica a sus alumnos y a sus maestros” afirmó Miriam Quiroz, en declaraciones a LT4 y Agencia Hoy. La docente de una escuela del casco céntrico de la localidad de Jardín América participó este martes del corte de tránsito cerca del arroyo Ñacanguazñu, situado entre el municipio antes mencionado y Santo Pipó.

La entrevistada contó que con siete años de antigüedad percibe un haber de 17 mil pesos más lo correspondiente a la garantía salarial, por lo cual todavía no terminó de cobrar su salario correspondiente al mes de julio debido a que dicho concepto se abona diferido. “Lamentablemente yo no puedo pagar los servicios así (con diferimiento), tampoco el alimento o los medicamentos de mi familia”, manifestó Quiroz, quien aseguró que los trabajadores de la educación hoy están en las rutas por “la necesidad de un salario digno y en blanco”, “todavía no conseguimos que el Gobierno ratifique nuestros derechos”.

“El corte de ruta es lo último que queremos hacer. Ya presentamos notas al Ministerio de Hacienda, a la Casa de Gobierno, al Consejo General de Educación, al Ministerio de Trabajo, pero nunca tuvimos respuestas. Entonces salimos a marchar pacíficamente para visibilizar el reclamo y tampoco nos tuvieron en cuenta, presentaron una propuesta vergonzante”, sentenció la docente.

“Siempre asistimos a nuestros alumnos. El docente no sólo da clases, tiene el compromiso de pasas esa barrera pedagógica y asistimos con diferentes materiales a los chicos. Incluso debimos asistir a las familias de nuestros alumnos con alimentos. ‘Hacemos de tripa corazón’, sacamos de nuestro bolsillo para cubrir donde el Estado estuvo ausente”, afirmó durante la entrevista radial y agregó “siempre sostenemos a la escuela sobre nuestras espaldas. El salario no es el único problema del sistema educativo, hay edificios que son lugares de riesgos y necesitamos comedores que alimenten enserio a los chicos”.

Respecto a este último punto relató que años atrás una supervisora le manifestó a los docentes que cada chico debía consumir “100 ml por niños sin derecho a repetir”: “cómo a un alumno hambreado yo le voy a decir ‘no papito no te voy a dar más leche porque ya te tomaste lo que te correspondía’. Nadie sale a decir eso. El sistema no cuenta como sacrifica a sus alumnos y a sus docentes” y entonces “nunca llega una educación de calidad e igualitaria”.

Sobre la situación de la educación en tiempos de pandemia, Quiroz contó que ella tiene “una conectividad precaria de internet. Nos piden no perder contacto con los estudiantes, pero a mí se me rompió el teléfono y arreglarlo me sale la mitad del sueldo. No contamos con las herramientas”.