informacion_general 361 Visitas

Más de 130 comedores reciben comida de las cocinas centralizadas

Publicado 25/03/2020 | 15:20

Ante el aislamiento obligatorio decretado por el presidente de la Nación, se aconseja a las familias que una persona del grupo se acerque al comedor a retirar la vianda para compartir en sus casas.

Un total de 134 comedores comunitarios de Posadas reciben 325.800 porciones de comida por mes, a través de las tres cocinas centralizadas que posee el Ministerio de Desarrollo Social, la Mujer y la Juventud. Estas siguen en funcionamiento todos los días y están ubicadas en Santa Rita, Itaembé Miní y Mercado Central, desde donde se trasladan las ollas.

Como la política del gobierno provincial es garantizar el alimento a los sectores más vulnerables y aún más en situación de emergencia, la semana pasada las autoridades de la cartera social decidieron aumentar la cantidad de porciones para llegar a más familias en distintos puntos de la ciudad.

Con esto, se llegó a un total de 325.800 porciones mensuales que se distribuyen de la siguiente manera: en los 33 comedores de Emergencia Alimentaria se llevan 59.400 por mes (11.880 raciones por semana), 139.500 raciones en los 54 de Seguridad Alimentaria (27.900 por semana) y 126.900 raciones en otros 47 comedores (25.380 por semana). Las ollas con la comida son entregadas los lunes, miércoles y viernes o los martes y jueves, dependiendo del establecimiento.

Ante el aislamiento obligatorio decretado por el presidente de la Nación, se aconseja a las familias que una persona del grupo se acerque al comedor a retirar la vianda para compartir en sus casas. Esta actividad se realiza bajo todas las medidas sanitarias recomendadas por el Ministerio de Salud Pública de la provincia, con el objetivo de garantizar el alimento, en un marco de salubridad para la población más vulnerable.

Menús nutritivos para hacer frente a complicaciones en la salud

En el marco del plan de contingencia, debido a la emergencia epidemiológica y sanitaria, el equipo de nutricionistas del ministerio trabajo en el diseño de platos ricos en nutrientes como las proteínas, vitamina A y E, hierro, zinc, selenio y cobre, que inciden en el sistema inmunitario y tienen un papel en la prevención de enfermedades.

También incorporaron en el menú, de las cocinas centralizadas, alimentos ricos en fibra (legumbres) y alimentos funcionales como el ajo que tienen un efecto que va más allá de su valor nutricional y contribuye al mantenimiento de la salud. Estos nutrientes resultan esenciales para hacer frente a la sintomatología y diversas complicaciones que suelen ocurrir con la llegada del clima fresco a la región.

De este modo, el estado provincial brinda asistencia de manera integral a la población misionera tanto en materia de salud, seguridad y alimentación y recuerda a los misioneros la importancia de colaborar y respetar la cuarentena en casa hasta tanto mejore la situación.