espectaculos 160 Visitas

La indignación de Inés Estévez al no conseguir pañales para su hija

Publicado 16/10/2020 | 19:40

“Lejos está el mundo de lograr incluir”, afirmó la actriz que es mamá de Cielo y Vida y de a poco se convirtió en la voz de muchas familias que tienen algún integrante con capacidades diferentes

Inés Estévez, es una reconocida actriz y directora de cine y teatro, pero ahora su voz también está asociada a una lucha que enfrentan muchas familias con algún integrante de ella con capacidades diferentes. La actriz es mamá de Cielo y Vida y en sus redes a diario va contando las dificultades que enfrenta y los obstáculos que atraviesa en su día a día.

Sin ir más lejos, hace poco expresó un inconveniente que vivió al intentar conseguir pañales para su hija de 10 años. “Hoy, por ejemplo, quise comprar pañales para mi hija de 10, no existen en las farmacias, hay para niñez ‘normales’ o para adultos. Así de lejos está el mundo de lograr incluir”, comenzaba su posteo junto al hashtag “repensar la discapacidad” y siguió explayándose con un descargo que habla sobre la discapacidad y la sexualidad.

“Es sabido que la sociedad tiende a infantilizar a las personas con discapacidad, a verlas como angelitos, como especiales, como seres sin deseo, como personas que no tienen sexo no sólo porque no quieren, sino porque también nadie quiere tenerlo con ellas”, comenzaba el texto.

“Claro, somos los bichos raros, los anormales, somos los sin derechos, lo que hay que eliminar, el descarte. De sólo pensar que las personas con discapacidad son personas deseantes y deseadas y ejercen su sexualidad, a la sociedad le explota la cabeza. Si a las personas les explota la cabeza por eso, imaginate si caen en la cuenta que la discapacidad también es sexualmente diversa”, decía con mucha claridad Inés.

“¿Qué? Sí, la discapacidad es sexualmente diversa. ¿En serio? Sí! Entonces bichos raros, anormales y descartables por partida doble, pensarán muchos. Una cosa no tiene nada que ver con la otra, porque las personas con discapacidad son personas ante todo lo demás”, continúa.

“Hay personas con discapacidad que, orgullosamente, libremente o aún desde el silencio forman parte del colectivo LGBTIQ+. Hay tantas identidades y orientaciones como personas hay en el mundo, lo que sucede íntimamente, sexo afectivamente, no debería importarle a absolutamente nadie, solo a quienes estén involucrados en ese vínculo, sea bajo el rótulo que sea. Que siempre prime el respeto y el cuidado entre las partes, eso es lo único que importa. Deseo es deseo, sea de la forma que sea. Porque no necesariamente tiene que mediar el amor. Simplemente vivan y dejen vivir. Por más libertad, por más apertura mental y por más respeto por sobre todas las cosas”, concluyó la actriz.

Inés Estévez no puede ejercer su profesión durante el aislamiento social y debe sostenerse de sus ahorros para subsistir. Hace unos meses, la artista se refirió al momento personal que estaba atravesando, condicionada por la cuarentena: “Che, estoy por caer en la indigencia -posta, no es eufemismo- y un amigo que vive en España quiere prestarme algo de dinero. Pero no puede transferir porque los sistemas son incompatibles. ¿Qué onda? ¿Alguien sabe cómo hacer?”.

En ese momento, la actriz también se encontró con el apoyo de varios de sus seguidores que le ofrecieron su ayuda, quienes incluso hasta le pidieron por privado su CBU para poder hacerle alguna transferencia económica, ofrecimiento que la actriz se negó a recibir, aunque se mostró muy agradecida.