espectaculos 86 Visitas

Julieta Prandi denunció a su ex porque no la deja entrar a su propia casa

Publicado 05/11/2019 | 18:30

La modelo intentó ingresar a la propiedad que la pareja tiene en Escobar y los de seguridad no la dejaron pasar por orden del padre de sus dos hijos.

El conflicto judicial entre Julieta Prandi y su exmarido Claudio Contardi continúa. La modelo, que ya había denunciado a su ex por violencia familiar, volvió a denunciarlo luego de que le prohibiera entrar a la casa de ambos en Escobar.

Según explicó su abogada Karina Barrio, la orden de prohibirle el ingreso fue del padre de sus dos hijos. En el marco de una charla con Intrusos, la letrada aclaró que es una propiedad que también está a nombre de Julieta. Es decir que forma parte de los bienes conyugales.

En febrero, se habían enterado de que Contardi la estaba alquilando y no habían sido notificadas formalmente. Esta semana, les llegó la información que la vivienda estaba nuevamente ocupada y se acercaron para chequearlo. Fue en esa instancia que el personal de seguridad del barrio le prohibió el ingreso.

"Le dijeron que no podía pasar y que desconocían si estaba viviendo alguien en ese lote", sostuvo la abogada. La modelo confirmó su separación en febrero de este año aunque la ruptura se produjo mucho antes. Durante un tiempo, ella convivió con su ex hasta que la situación fue insostenible.

"Todo el 2018 vivimos bajo el mismo techo con un montón de artimañas que él utilizó para retenerme. La primera era el diálogo. La segunda fue la amenaza: 'Me voy a matar si terminamos'. La tercera fue: 'Esto fue una estafa de tu parte, un acto premeditado. Vos sabías que te querías separar'. En un momento hasta jugó con su salud diciendo que tenía un problema en el estómago", sostuvo en diálogo con el medio Infobae.

La situación llegó a un punto más conflictivo cuando lo denunció por violencia familiar: “Hace más o menos una semana mi hijo Mateo me cuenta que hay una mujer viviendo en mi casa, en la casa que es mía y de mi ex, nuestra. Él se quedó en esa casa cuando me fui en febrero y esta mujer -Cynthia- resulta que vive ahí desde el mes de marzo. Es su pareja, pero a Mateo lo hacían decirme que era la niñera. Además, ella tiene una nena de doce años que comparte habitación con Mateo. Hay cuatro habitaciones en la casa, pueden tener un cuarto cada uno en el peor de los casos, pero los hacen compartir”, explicó Prandi.

Ante esa situación, hizo un reclamo a la Justicia para que los chicos no se quedaran a dormir en la casa del padre y se estableció una restricción perimetral por la que que ni Prandi ni Contardi pueden acercarse a menos de 100 metros uno del otro.